02 Octubre 2017

Diversidad en Chile: Directorios en Deuda

Autor: Germán Heufemann

Diversidad en Chile: Directorios en Deuda

En octubre de 2017 fue publicado Board Index Chile 2016, un estudio de Spencer Stuart sobre la composición, funcionamiento de comités y remuneraciones de las 81 empresas que componen el Índice General de Precios de Acciones (IGPA) de la Bolsa de Santiago, las que fueron comparadas con las prácticas de empresas en 14 países, incluidos Bélgica, Dinamarca, Finlandia, Francia, Alemania, Italia, Holanda, Noruega, Rusia, España, Suecia, Suiza, Reino Unido Y Estados Unidos.

Y los resultados no fueron auspiciosos para nuestro país, dejando a los Directorios de Chile en deuda en cuanto a diversidad. A continuación se presenta un análisis de los principales hallazgos del estudio.

Acerca del Estudio en general

El Estudio presenta información que nos permite entender algunas dinámicas del mercado chileno, al comparar las prácticas de gobierno corporativo de las principales empresas chilenas con lo que está ocurriendo en los mercados desarrollados.

Las cifras permiten poner en perspectiva el desalineamiento de Chile con respecto a las mejores prácticas internacionales: el país se ha quedado atrás, particularmente debido a:

– los bajos niveles de independencia de los directores,

– la baja participación de mujeres en los directorios,

– los bajos niveles de transparencia en la divulgación pública de las estructuras de compensaciones de los directorios.

Acerca de la Composición del Directorio

Tamaño

El tamaño promedio de los directorios en Chile -de 8,6 directores por Directorio- está por debajo del promedio internacional presentado en el Estudio -10,5 directores-.

Aparentemente, esta cifra no parece ser un tema de preocupación, ya que la calidad y diversidad de directores son elementos que podrían compensar una menor cantidad de directores.

El problema es que las cifras del Estudio muestran una real falta de diversidad en los directorios en Chile: en cuanto a su formación académica, existe una alta concentración de directores de profesión ingenieros o abogados (75%); y en cuanto a participación de mujeres en directorios, Chile ostenta un negativo record: es el país con menos directoras mujeres –con sólo un 5,7% promedio de mujeres en directorios-, cifra que está lejos del 24% promedio existente a nivel mundial.

Diversidad

Al revisar las cifras referidas a diversidad de género, la sorpresa es aún mayor: sólo el 33% de las 81 empresas IGPA en Chile cuentan con la participación de al menos una mujer en su Directorio –a nivel mundial, la cifra promedio es de 87%-; además, en Chile ninguna mujer preside un Directorio.

Independencia

Uno de los temas más preocupantes que saca a la luz el Estudio es el bajísimo nivel de independencia promedio de los directorios en Chile. A nivel mundial, el promedio es de 60%, mientras que en Chile, es de 17%, lo que deja al país en el último lugar en esta materia. Esta realidad, suele traducirse en conflictos y problemas de agencia entre directores que ostentan la calidad de independientes –generalmente elegidos por accionistas minoritarios-, y aquellos de carácter no independiente – generalmente elegidos por controladores y accionistas mayoritarios-.

Estas cifras son inquietantes, especialmente si consideramos que los analistas financieros, cuando evalúan a una empresa, consideran como lo más importante en un gobierno corporativo el nivel de incorporación de temas éticos en el directorio y el grado de independencia de sus miembros.

Reuniones del Directorio

De acuerdo a los datos del Estudio, en Chile la cantidad promedio de reuniones al año es de 12,6 en comparación con las 9,6 reuniones promedio al año de todos los países considerados en la muestra. Según estas cifras, Chile es el top 1 en número de reuniones promedio al año: sería interesante asociar estas cifras a un indicador de productividad y efectividad de los Directorios.

Compensación

El Estudio hace una mención general sobre las remuneraciones de los directorios en Chile. Si bien da cuenta de los valores anuales promedio de la remuneración individual del Directorio por sector industrial, no se pronuncia respecto a las estructuras de remuneraciones de los directores, ni a los esquemas de compensaciones de los directorios. Por lo tanto, los incentivos existentes en los directorios de Chile -ya sean financieros o extra financieros, ya sean de corto o de largo plazo-, quedan fuera del análisis, siendo estas materias un tema central y de profundas implicancias para el desarrollo de buenas prácticas de gobierno corporativo a nivel país.

Para conocer mayores antecedentes del Estudio y conocer otras opiniones puede visitar publicación realizada en El Mercurio, el 2 de octubre de 2017.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *