05 Septiembre 2017

Índices bursátiles de sostenibilidad y su aporte a la inversión responsable

Autor: Beatriz Calderón

Índices bursátiles de sostenibilidad y su aporte a la inversión responsable

La gestión empresarial sostenible se refiere a la adopción y aplicación de prácticas ambientalmente responsables, políticas sociales sólidas y estructuras de gobierno corporativo excepcionales para minimizar los riesgos y la volatilidad, así como para mejorar el impacto positivo, a largo plazo, del desarrollo de las actividades empresariales.

En los últimos años las empresas han actuado de manera proactiva o en respuesta a los inversionistas, el gobierno y la sociedad civil, comenzando a enfatizar los temas de sostenibilidad en sus operaciones, cadenas de suministro y enfoques de inversión.

Es en este contexto que emergió la Inversión Responsable (IR), que se caracteriza porque los inversionistas identifican y analizan factores ambientales, sociales y de gobernanza (ASG) que puedan afectar la creación de valor y el perfil de riesgo de las empresas, e integran estos factores en su proceso de evaluación.

Rendimiento ambiental, social y económico

¿Pero cómo pueden los inversionistas decir si (y hasta qué punto) una compañía cotizada está siendo gestionada en forma sostenible y responsable? El esfuerzo y el costo de evaluar a todos los potenciales candidatos de inversión, utilizando criterios ASG requiere recursos de tiempo y dinero importantes que solo unos pocos pueden asumir.

Como respuesta a esta necesidad de información y evaluaciones han surgido, por un lado, proveedores de calificación especializados, cuyo fin es brindar el apoyo necesario que permita mejorar los niveles de transparencia del mercado. Estos analistas de riesgo extra financiero o ASG se financian, principalmente, por medio de evaluaciones que venden a inversionistas interesados en tomar decisiones de inversión con foco responsable. Adicionalmente, las empresas evaluadoras agrupan su experiencia en una serie de índices accesibles al público mediante los cuales valoran la sostenibilidad de las empresas cotizadas y las hacen comparables entre sí.

Por otro lado, y en sinergia con el trabajo de los proveedores de calificación, han aparecido con fuerza los índices bursátiles de sostenibilidad. Estos son indicadores bursátiles cuyos integrantes, empresas cotizadas de todo el mundo, acreditan su gestión sostenible a través de prácticas avanzadas en los ámbitos económicos, sociales y ambientales. Las empresas que pasan a formar parte de estos índices deben sortear primero un riguroso proceso de análisis y selección, bajo metodologías definidas por evaluadores independientes y especializados.

Evolución de los índices bursátiles

Los índices bursátiles de sostenibilidad surgieron a inicios de los noventa en Estados Unidos, con el objetivo de identificar cuantitativamente el grado de responsabilidad corporativa de las compañías listadas en bolsa, en relación a la gestión ambiental, desarrollo social, bueno gobierno y ética en los negocios. En Europa aparecieron a principios del siglo XXI.

Los índices selectivos de cotización en responsabilidad social y sostenibilidad se diseñan y construyen con el objetivo de aportar información adicional para los inversionistas institucionales y minoristas que además de los resultados económicos, en el proceso de toma de decisión de inversión, valoran los factores ASG.

Una característica común a los índices de sostenibilidad es que siempre existe una empresa especializada e independiente que se encarga de construir el índice, de diseñar la metodología para la evaluación y de la selección de las empresas que van a formar parte del mismo en cada proceso de análisis. De los procesos de evaluación, con diferente periodicidad, se obtiene a las mejores empresas por sus resultados en el campo económico (mudado a gobierno corporativo), ambiental y social.

En la actualidad, y según el registro que consolida la Global Initiative for Sustainable Raitings, a nivel global existen cerca de 140 índices de sostenibilidad dirigidos al mercado inversionista.

En 1999 surgió, en la bolsa de Nueva York (EE.UU.), el primer y más reconocido índice bursátil de sostenibilidad, el Dow Jones Sustainability Index (DJSI).

El índice Dow Jones de Sostenibilidad se creó con la intención de reflejar el desempeño en materia económica, social y medioambiental de las grandes compañías. Esta familia, formada por diversos índices de referencia mundial, regional y nacional, ha ido creciendo y diversificándose a lo largo de los años con la creación de índices particulares a nivel regional e incluso por industria.

A esta familia de índices pertenece el índice de sostenibilidad de la Bolsa de Santiago de Chile, que fue lanzado en 2015. La organización que presta el servicio de análisis e investigación es RobecoSAM y su rebalanceo anual se publica en septiembre de cada año.

Si bien a nivel europeo, tal como se mencionó anteriormente, los índices bursátiles de sostenibilidad empezaron a surgir en el presente siglo, actualmente es el mercado con más índices activos. Entre los más reconocidos caben mencionar el FTSE4Good, Ethibel Sustainability y el EuronextVigeo (ver recuadro para más detalles).

A nivel regional, el pionero fue el Índice de Sustentabilidad Empresarial (ISE) de la Bolsa de Sao Paulo cuyo objetivo fue entregar las herramientas para realizar un análisis comparativo del desempeño de las empresas listadas en el BM&BOVESPA, de la Bolsa de Sao Paulo, desde el punto de vista de la sostenibilidad corporativa, basada en la eficiencia económica, el equilibrio medioambiental, la justicia social y el gobierno corporativo. Fue lanzado en 2005 con el apoyo de la Corporación Financiera Internacional del Banco Mundial (IFC) y su metodología fue diseñada por el Centro de Investigación en Sustentabilidad de la Escuela de Negocios de la Fundación Getulio Vargas (FGV-EAESP).

Posteriormente, consciente de las tendencias internacionales en materia sustentable y de la creciente importancia que ha presentado en los mercados accionarios el tema ambiental, social y de gobierno corporativo, la Bolsa Mexicana de Valores decidió incorporar, en diciembre de 2011, a su familia de índices un nuevo grupo de productos para el seguimiento del mercado accionario mexicano[1]: El IPC Sustentable.

El índice S&P/BMV IPC Sustentable busca medir el rendimiento de las empresas líderes en México en cuanto a criterios económicos, ambientales y sociales. Este índice sirve como un benchmark para la gestión de carteras de inversión en sustentabilidad.

Más recientemente, en 2015, la Bolsa de Santiago de Chile, en conjunto con S&P Dow Jones

Índices y RobecoSAM como evaluador externo e independiente, lanzaron el Dow Jones Sustainability Chile Index (DJSI Chile). Las principales motivaciones de la bolsa chilena fueron potenciar un desarrollo económico financiero sostenible en el tiempo; destacar a las empresas que trabajan a favor de la incorporación de los aspectos ASG en su gestión; fomentar la rentabilidad con respeto por el medioambiente y la comunidad; y reconocer a las empresas con gobiernos corporativos robustos y transparentes[2].

Inversión responsable y mercado de capitales sostenible

La evidencia y los estudios existentes a la fecha sobre el valor de los índices bursátiles de sostenibilidad en el marco de la construcción de un mercado de capitales sostenible indican que ellos son claves en tres niveles: entregan información cuantitativa para la investigación causal o correlacional referida al impacto económico de modelos de gestión sostenibles. Además, facilitan la creación de estrategias de inversión basadas en políticas de inversión responsable o de inversión en empresas sostenibles y, por último, permiten a los administradores de fondos establecer indicadores de referencia o benchmark para comparar y evaluar la eficacia de un manejo activo de portafolio basado en estrategias de sostenibilidad.

Es deseable que Chile se haga parte activa y avance rápidamente en el compromiso global de construir un mercado de capitales sostenible, ya que uno de los principales actores del mercado nacional como es la Bolsa de Santiago ha dado señales claras y los primeros pasos para acercarse a este objetivo. No obstante, otro actor relevante del mercado como lo son los inversionistas se encuentran rezagados en ello, así lo evidencia el último estudio publicado por GovernArt y VigeoEiris[3] el que indica que las principales instituciones de inversión chilenas han realizado avances discretos hacia la implementación de medidas para asegurar que factores ASG sean tomados en consideración en la toma de sus decisiones de inversión. Como resultado, Chile quedó en el cuarto lugar entre los cinco países analizados.

[2] Bolsa de Comercio de Santiago/EY, “Guía de Inversión Responsable de la Bolsa de Santiago”, 2017

[3] GovernArt/VigeoEiris, “Inversión Responsable Estudio Anual 2017. Desempeño de Inversionistas Latinoamericanos”, Santiago, agosto 2017.

 

FTSE4Good fue creado en 2001 por el Grupo FTSE para facilitar las inversiones en empresas que cumplen con las normas de responsabilidad corporativa reconocidas mundialmente y constituye un punto de referencia importante para el establecimiento de benchmarks y carteras éticas. Las empresas del índice FTSE4Good han cumplido con criterios estrictos en materia ambiental, social y de gobernanza, por lo que están potencialmente mejor posicionadas para capitalizar los beneficios de una práctica empresarial responsable.

  • Número de compañías presentes en el índice: 883 (junio 2017)
  • Propietario del índice: London Stock Exchange Plc and The Financial Times Limited/ FTSE Russell
  • Organización que presta el servicio de análisis/investigación: FTSE Russell
  • Rebalanceo: Cada seis meses (junio y diciembre)
  • Alcance Geográfico: Global

Euronext Vigeo Indices, es una familia de índices que surgen en 2012 y está compuesta por los índices: Euronext Vigeo World 120, Euronext Vigeo Europe 120, Euronext Vigeo US 50, Euronext Vigeo France 120. Euronext Vigeo World 120 se compone de las 120 empresas más cotizadas en el universo World Vigeo en términos de su desempeño en responsabilidad corporativa. El índice refleja la misma distribución de ponderación regional que la cobertura de VigeoRating. VigeoEIRIS es responsable de la selección periódica y la reponderación de los componentes para el índice.

  • Número de compañías presentes en el índice: 120
  • Propietario del índice: Euronext.
  • Organización que presta el servicio de análisis/investigación: Vigeo EIRIS
  • Rebalanceo: Cada seis meses (junio y diciembre)
  • Alcance Geográfico: Asia. Europa, Estados Unidos, Canadá

Ethibel Sustainability Index- ESI: ESI Excellence Global, lanzado en 2002, está compuesto por las compañías mejor calificadas en el campo de la responsabilidad corporativa en el Índice Global Russell. El índice está compuesto por empresas pertenecientes al Forum Ethibel Register, basadas en un enfoque de excelencia combinado con criterios de exclusión ética. Vigeo Eiris SA proporciona evaluaciones de la compañía basadas en las especificaciones de Ethibel y posee todos los derechos de propiedad intelectual e industrial del índice, incluyendo el nombre y la composición del índice. Ethibel® es una marca registrada de Vigeo Eiris SA. El número de empresas incluidas en el Índice es variable e ilimitado.

  • Número de compañías presentes en el índice: 89 (abril 2017)
  • Propietario del índice: Vigeo Eiris
  • Organización que presta el servicio de análisis/investigación: Vigeo Eiris
  • Otros prestadores de servicio de investigación para el índice: CDP
  • Rebalanceo: Cada seis meses (marzo y septiembre)
  • Alcance Geográfico: Asia Pacífico. Europa y EE.UU.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *