PROGRAMA
APL – Cero Residuos a Eliminación de Rellenos Sanitarios
47 empresas
participando
Modalidad
Presencial / On Line

Este programa busca un acercamiento colectivo a la problemática de la gestión sustentable de residuos, con la finalidad de generar economías de escala, fomentar la consolidación de opciones de valorización existentes, así como también la aparición de nuevas alternativas de gestión.

Está dirigido a empresas que generen residuos sólidos peligrosos, no peligrosos y asimilables a domiciliarios, y que posean instalaciones productivas o de servicios ubicadas dentro del territorio nacional.

Descubre

Objetivo del Programa

Reducir los volúmenes de residuos sólidos que son eliminados, mediante la introducción de prácticas de economía circular, de modo de evitar su generación o aumentar su valorización.

Descubre

Algunas Cifras

47
Empresas comprometidas a producir Cero Relleno a Eliminación.
100
Instalaciones y plantas adheridas
Algunas Empresas

Empresas que lo han implementado

¿A quién está dirigido?
¿A quién está dirigido?

Empresas manufactureras y de servicios que generen residuos industriales peligrosos, no peligrosos y asimilables a domiciliarios, interesadas en avanzar hacia un estándar cero residuos a relleno sanitario.

¿Qué requisitos debe cumplir mi empresa?
¿Qué requisitos debe cumplir mi empresa?

1. Contar con el compromiso de la más alta autoridad de la compañía.

2. Las empresas que no han participado de la primera
etapa de diagnóstico, deberán financiar uno abreviado
autoaplicado.

3. Todas las empresas deberán financiar otros costos que surjan durante el programa.

¿Cuál es la metodología de trabajo?
¿Cuál es la metodología de trabajo?

1. Desarrollaremos un diagnóstico abreviado por instalación, el que permitirá establecer una meta de desvío de residuos a rellenos sanitario, según su línea base.

2. Tendrá un abordaje colectivo, por tanto se realizarán actividades en conjunto, coordinadas por ACCIÓN y con el apoyo de un consultor externo.

3. Realizaremos sesiones mensuales o bimensuales, con seguimiento y control, para que las empresas midan el estado de avance del cumplimiento de sus acciones y metas, a través de auditorías intermedias realizadas por un consultor externo.