Aprovisionamiento Responsable
5 de febrero de 2021
Un nuevo escenario para las cadenas de abastecimiento inclusivas

El Covid-19 ha cambiado la forma de relacionarnos, de trabajar y por qué no decirlo de cómo vivimos. Nuestros hábitos de consumo también se han visto modificados producto de la crisis generada por la pandemia. Hoy, las personas buscan, más que nunca, apoyar al comercio y productores locales. Un estudio realizado por Sodexo en 11 países reveló que el 55% de los consumidores consideran importante apoyar al comercio local y un 66% de los entrevistados señaló que trata de comprar en este tipo de establecimientos. De igual modo, más de un 80% considera que las compañías tienen que estar involucradas en ayudar a las personas a vivir mejor. He ahí un gran desafío para las empresas en tiempos de coronavirus.

En este contexto, en Sodexo estamos convencidos en el rol social que tenemos como compañía en apoyar a nuestros socios locales con prácticas de negocio justas, inclusivas y sostenibles. Por ello, el 2013 creamos el programa “Supply Chain Inclusion Program” orientado a promover el desarrollo económico de negocios diversos e inclusivos.

En tiempos de crisis como la que vivimos, este programa cobra aún más relevancia porque nos permite apoyar a la comunidad, convirtiéndonos en un potente motor para el desarrollo social y económico de nuestro país. Estamos trabajando día a día para extender las políticas de diversidad al ecosistema que rodea a nuestra compañía, especialmente en la línea del desarrollo de base, educación y emprendimiento, lo que nos permite hacer realidad nuestra promesa de mejorar la Calidad de Vida de las personas. Este año, nuestro foco en proveedores locales se ha concentrado en desarrollar modelos de negocios inclusivos con emprendimientos de producción de alimentos o servicios que nuestra operación requiera.

Así, a la fecha ya hemos incorporado a más de 2 mil pymes, las que deben certificarse para cumplir con las políticas de calidad y estándares contractuales de Sodexo. Proveedores locales, emprendedoras mujeres y proveedores de comunidades indígenas han desarrollado proyectos con nosotros. Ejemplos de ello, son la Cooperativa Apícola del ChoapaC, Chocolatería Dinkenesh cuya dueña es socia de WeConnect o la Comunidad Mapuche Quechalén Aitué en la region de Los Lagos.

Hoy más que nunca, las grandes empresas tenemos la responsabilidad de desarrollar un nuevo escenario para potenciar las cadenas de valor locales y nacionales, pero no solo comprando sus productos, sino apoyándolos en sus emprendimientos, entregándoles todo nuestro expertise para ayudarlos en sus procesos productivos, y dándoles formación, conocimiento, y potenciando sus habilidades.

El Covid nos ha reafirmado que las personas y su bienestar deben ubicarse en el centro de las operaciones de cualquier compañía y en ese sentido, el llamado es a trabajar conjuntamente como sector empresarial para fomentar el emprendimiento, la innovación, la asociatividad, profundizando así nuestro compromiso con la diversidad y la inclusión. Estamos frente a una gran oportunidad de desarrollar nuevas cadenas de valor más agiles, inclusivas, con nuevas ideas y más cercanas a las tendencias del mercado.