ECONOMÍA CIRCULAR
29 de septiembre de 2020
Así funcionará el primer Sistema Colectivo de Gestión de Envases y Embalajes de la Ley REP

Isidro Pereda, Gerente del Sistema de Gestión de Envases y Embalajes, participó en nuestro webinar “Ley REP y avances del sistema de gestión colectivo de E+E”, donde detalló cómo operará la normativa para estos productos y se hará la recolección domiciliaria para el reciclaje.

El VIDEO de la presentación: https://www.youtube.com/watch?v=aMLnvc1Znns

El primer Sistema Colectivo de Gestión de Envases y Embalajes es un gran desafío para Chile porque “tiene metas de valorización, no de recolección. Tengo que recoger plásticos que efectivamente sean reciclables” señaló Isidro Pereda, Gerente del Sistema de Gestión de Envases y Embalajes, quien participó en el webinar “Ley REP y avances del sistema de gestión colectivo de E+E”.

En cuanto a las cifras globales, hoy el 1,7% de la basura que se recolecta en el país llega a ser reciclada, números que deberían aumentar cuando la Contraloría emita el decreto de envases y embalajes de la Ley de Responsabilidad Extendida del Productor (Ley REP), que establecerá exigentes metas de reciclaje a las empresas.

En general, la Ley REP obliga a las empresas que crean ciertos productos a organizar y financiar la gestión de los residuos derivados de los productos que comercialicen en el país: aceites y lubricantes; aparatos electrónicos; baterías; neumáticos; pilas; y envases y embalajes.

Sobre estos últimos productos es el decreto que está en Contraloría, el cual señala que hay dos ámbitos de acción para ellos: residuos domiciliarios y no domiciliarios.

Entre las metas para el 2030 de la recolección casa a casa está el reciclaje del 45% del plástico, 70% de papel y cartón, 55% del metal, 65% de vidrio y 60% del cartón para bebidas.

“Se espera que al año 12 todas las casas tengan recolección desde sus domicilios. Va a pasar un camión por los domicilios, recolectando envases y embalajes, se espera que el año doce lleguemos a promedio 60% embalajes valorizados”.

 

Isidro Pereda, Gerente del Sistema de Gestión de Envases y Embalajes.

Además, al cuarto año se pretende contar con 354 instalaciones de recepción y almacenamiento a nivel nacional (puntos limpios).

Aquí es donde entra el Sistema Integrado de Gestión de Residuos (SIG), que es una empresa que no reparte utilidades. Es una identidad que logra que distintos tipos de empresas productoras cumplan con la normativa de decreto a través contratación distintos eslabones del reciclaje. Licita, de manera abierta, la recolección, la clasificación y la valorización de residuos para posteriormente reportar el cumplimiento de metas y obligaciones al Ministerio del Medio Ambiente.

Cuenta con empresas socias, pero podrán unirse todas las empresas que quieran operar con él. En cuanto al ámbito de acción de residuos domiciliario, la estrategia es costear toda la cadena del reciclaje y para los residuos no domiciliarios solo se establecerá el monitoreo.

En cuanto al primero, el Sistema de Gestión costeará los contenedores, gastos de mantención, la logística de recolección, la clasificación y la venta. Los actores relevantes en este punto con los municipios y los recolectores de base. Con la normativa, la basura seguirá siendo gestionada por la municipalidad y lo que tenga que ver con residuos reciclables lo hará el SIG. Junto a esto, el SIG pagará por los servicios del reciclador de base, a través de una contratación directa.