SOSTENIBILIDAD
8 de octubre de 2020
Medir el impacto que genera la inversión social en comunidades es esencial para una visión estratégica

Ana Amar, Directora Regional Corporate Citizenship, y Paola Alvano, Gerente de Asuntos Corporativos y Sostenibilidad de BCI participaron en nuestro webinar “Relacionamiento Comunitario: Herramienta de Inversión Social LBG”, pertenieciente a nuestra nueva línea temática llamada “territorios sostenibles”, en el que profundizaron en este mecanismo, que ayuda maximizar el valor que las empresas entregan a la sociedad.

REVISA EL VIDEO DE LA SESIÓN AQUÍ

 

La inversión social es fundamental para un buen relacionamiento comunitario, pero ¿cómo medir el impacto que se genera? En el webinar “Relacionamiento Comunitario: Herramienta de Inversión Social LBG”, se profundizó en este marco de medición, que es simple y consistente, que vincula las contribuciones que hace una empresa con el impacto social y que está avalado por las organizaciones de reporting globales.

LGB ayuda a las empresas a ser más estratégicas: Pueden comprender lo que sucede en sus programas de inversión comunitario porque recopila información de manera estandarizada, lo que permite a los gerentes tomar decisiones informadas y más estratégicas, además de maximizar el impacto de los programas.

Según Ana Amar, el área de inversión social se debe gestionar, pues contribuye a “hablar un lenguaje común”. Agregó que hoy hay expectativas por parte de los stakeholders para saber qué se espera lograr con los recursos de inversión social. “Este es un dato que se pregunta en todos marcos, que se espera conocer y por lo tanto se espera que la compañía invierta con un propósito”, dijo.

El impacto social puede ser en las personas o en las organizaciones apoyadas (como ong’s). Y en los tipos de impacto social están los que cambian el comportamiento de las personas, los que desarrollan habilidades y los que mejoran la calidad de vida.

“Cuando una inversión social está bien hecha, un negocio se puede beneficiar enormemente en términos de reputación, engagement, de los empleados, de la construcción de marca y de mejora de percepción”.

 

Ana Amar, Directora Regional Corporate Citizenship

Amar comentó que los programas que generan más impacto en el negocio y que pegan muy fuerte al tema de indicadores internos son los que cuentan con la participación de los empleados, quienes desarrollan habilidades relacionadas al trabajo en equipo, empatía y se puede observar un cambio de comportamiento.

Junto a esto, mencionó que a medida que la naturaleza del impacto social está cambiando, también lo hace LGB. Evolucionó de un área más filantrópica a una estratégica. Ahora las empresas están analizando cómo pueden ser más ambiciosas, audaces y valientes en su enfoque del impacto social. Continúan diversificando las formas en que pueden maximizar su valor para la sociedad, mientras cumplen con los objetivos comerciales. “Hay un entendimiento de generar mayor valor”, precisó.

Respecto a lo que realiza BCI en este tema, Paola Alvano dijo que al compromiso con la comunidad le llaman “ciudadanía corporativa”. En la estrategia de sostenibilidad definieron y acordaron que hay un impacto social importante que se ve a través de “ciudadanía corporativa” y que tiene impacto social y en el negocio, pero que no está relacionado con el core business. Aquí aparecen las donaciones.

“La comunidad, la sociedad es hoy es día un factor muy relevante y, por lo tanto, tenemos que estar viendo cómo se mide el impacto, pero también cómo nos estamos atreviendo a hacer las cosas de manera distinta con el fin de generar mayores impactos”.

 

Paola Alvano, Gerente de Asuntos Corporativos y Sostenibilidad BCI.

En cuanto a la inversión social, aclaró que tienen una estrategia con focos claros e impactos, le que además cuenta con un proceso, que contiene una política de inversión social, una evaluación de los requerimientos y una definición de los roles dentro del banco, que es transversal. De este último ámbito no solo se hace cargo asuntos corporativos, también el área tributaria, de fiscalía y compras, por ejemplo.

En cuanto a los focos de acción en inversión social del banco, que fue definido hace tres años, aparece la Infancia, educación de calidad, patrimonio cultural y tercera edad. “Esta inversión social también tiene que hacerse cargo y responder a lo que el país necesita”, afirmó Alvano.

Hasta ahora un 71,1% de la inversión social de BCI es inversión comunitaria, un 96% de las contribuciones son en dinero y el principal pilar de inversión es en cultura (36%).