SOSTENIBILIDAD
30 de agosto de 2021
Tomás Sánchez, autor de Public INC: “El mundo cambió, poniendo en jaque a empresas y empresarios”

Reinvención, confianza, gestión y equilibrio, son algunos de los conceptos que las empresas deben desarrollar de cara al nuevo siglo, según Public Inc, el primer libro de Tomás Sánchez, ingeniero, emprendedor y egresado de London School, que, a través de un relato fácil de leer, repasa la historia del desarrollo económico, advirtiendo los cambios indispensables que las empresas deben acelerar. Sánchez será uno de los speakers de “Crear para Crear”, XXI Encuentro de Desarrollo Sostenible de ACCIÓN Empresas.

1.- ¿Cómo establecer mínimos comunes para un futuro juntos, en un planeta que agoniza, con altos niveles de desconfianza y con tanta desigualdad social?

Las instituciones necesitan reinventarse. La gran mayoría de ellas, sean políticas, económicas, empresariales y sociales, fueron concebidas hace 100 o 200 años, y hoy, en un mundo sin fronteras, hiperconectado, hiperinformado y que avanza a una velocidad brutal, necesitamos nuevos modelos de organización, de operación, nuevas estrategias y, sobre todo, una nueva relación con sus stakeholders. Las empresas necesitan ser más ágiles, relacionarse de otra manera con sus colaboradores, inversionistas y comunidades. Hay que dar un salto, y solo así, con relaciones que permitan crear confianza mutua, podremos construir mínimos comunes que el planeta y la sociedad necesitan.

2.- Cuando los negocios dejan de ser una cuestión privada y pasan a ser públicas, estamos forzados a evolucionar. ¿Cuáles son las tres transformaciones fundamentales que requiere el mundo empresarial en Chile hoy?

Primero, el empresariado debe entender cómo el mundo cambió y ese cambio los pone en jaque y los obliga a tener una reflexión importante, sobre la concepción de la empresa en sí. Es decir, cuando la empresa deja ser un ente privado, de alguna manera, pasa a ser “víctima de su éxito”.  Su éxito anterior la obliga a transformarse en una organización pública, y esa re-concepción de la empresa, va de la mano de una reflexión ética y esa discusión, debe ir al centro de los directorios. Ese el primer paso. Segundo, la empresa debe mostrarse, salir, ya no puede quedarse escondida tras su estado financiero o su memoria anual. Tiene que mostrar, hablar, salir, explicar sus decisiones, sus proyectos, y defenderlos; tiene que aparecer en público. Para una clase empresarial que estaba acostumbrada a la privacidad, claramente este cambio es incómodo, pero es lo que la sociedad y el nuevo paradigma están exigiendo. Tercero, no se debe separar el “hacer el bien” de la empresa. La empresa e incluso los empresarios, lo único que tienen que hacer, son mejores productos, mejores servicios que, efectivamente estén alineados con los intereses de consumidores, sociedades y, separar de una vez eso de la filantropía. La filantropía, no genera un círculo de transacción de valor. El hacer el bien lo que debe hacer, tiene foco en la misma empresa. El empresario debe poder salir a defender sus productos y servicios, porque ellos efectivamente agregan valor y resuelven problemas de la sociedad.

3.- Rediseñar nuestra estructura social y económica es una oportunidad y también un riesgo. Para ello, la confianza es esencial.  ¿Cómo se reconcilia empresa y sociedad?

Solo con confianza. Cuando se establecen mejores canales de comunicación y se entiende mutuo, y perciben que el otro opera por interés de los dos, se puede generar confianza y entienden que esto puede ser una relación simbiótica y no parásita. En los últimos 100 años, la civilización se ha beneficiado mucho del desarrollo empresarial, pero hoy estamos en un punto de conflicto, donde existe un cuestionamiento a la legitimidad, a las prácticas, a la ética de la empresa, y como toda civilización que evoluciona, cuestiona, refunda, y cambia sus valores, lo lógico es buscar un nuevo equilibrio que se logra en la medida que exista diálogo, que permita construir confianza mutua y se genera una relación simbiótica y que se puede prosperar en conjunto.