SOSTENIBILIDAD
13 de septiembre de 2021
Banco de Chile potenciará innovadores proyectos de estudiantes de educación superior de Valdivia, Concepción y Santiago

Equipos liderados por Leonardo Olivares y su proyecto “Taxobot”, Ricardo Flores con “Body Defense” y Alexander Götz con “Kriket”, fueron las tres iniciativas seleccionadas por Banco de Chile y la Universidad del Desarrollo (UDD) en la primera versión de “Impacto Emprendedor”.

Un proyecto que utiliza la inteligencia artificial para alertar sobre la presencia de eventos oceanográficos nocivos como la marea roja; un videojuego educativo que proyecta la resistencia de agentes patógenos a los medicamentos, y cómo convertir el tradicional plumavit en un nutritivo alimento para animales utilizando larvas. Estos fueron los tres innovadores proyectos, en etapa temprana, que fueron seleccionados por Banco de Chile (impulsado a través de su Programa Pymes para Chile) y la Universidad del Desarrollo (UDD) en la primera versión de Impacto Emprendedor.

En su primera versión, la iniciativa logró convocar a estudiantes de educación superior (pregrado) y a recién egresados (máximo 2 años) de universidades, institutos profesionales y/o centros de formación técnica de todo el país, con el objetivo de promover el emprendimiento y entregar herramientas metodológicas y un financiamiento inicial para la validación de sus prototipos de productos o servicios.

Los tres seleccionados provienen de universidades de las ciudades de Valdivia, Concepción y Santiago. Ellos son:

  • TAXOBOT: startup de base tecnológica cuyo fin es generar un sistema autónomo mediante inteligencia artificial para detección y generación de alertas tempranas de eventos de Floraciones de Algas Nocivas (FAN), siendo el más conocido entre ellos la marea roja. El equipo es liderado por Leonardo Olivares, de la Universidad Austral de Chile, Valdivia.
  • BODY DEFENSE: videojuego educativo que cuenta cómo en el futuro los agentes patógenos se volvieron ultra resistentes a los medicamentos. El equipo es liderado por Ricardo Flores, de la Universidad de Concepción.
  • KRIKET: startup que se encarga de convertir poliestireno expandido (plumavit) en alimento utilizando larvas, las cuales poseen la capacidad de degradar este plástico, transformándolo en fertilizante y proteínas de alto valor biológico, útiles para la alimentación de aves, cerdos, peces y mascotas. El equipo es liderado por Alexander Götz, de la Universidad del Desarrollo.

Cada uno de estos tres proyectos recibieron $2.000.000 (dos millones de pesos) y un kit de implementación para su negocio, que incluye asesoría legal y tributaria para la constitución de la empresa, asesoría en formalización bancaria, orientación en e-commerce y propiedad intelectual, entre otros, según los requerimientos de cada equipo.

Impacto emprendedor recibió más de 400 postulaciones de más de 750 estudiantes de pregrado y recién egresados de 48 instituciones de educación superior del país. Los equipos emprendedores pasaron por un proceso de formación de 3 meses, acompañados por mentores del mundo del emprendimiento, quienes los orientaron e impulsaron en el desarrollo de sus iniciativas y en los procesos de validación. En este camino, los 25 seleccionados en la segunda etapa recibieron un apoyo de $300.000 (trescientos mil pesos) para desarrollar un plan de validación técnica, y los 10 finalistas obtuvieron un apoyo de $700.000 (setecientos mil pesos) para la validación comercial.

Claudia Herrera, gerente de la División Marketing y Banca Digital de Banco de Chile, afirmó que “uno de nuestros pilares fundamentales es y será nuestro permanente compromiso con el país, con la educación y el emprendimiento, más aún cuando se trata de jóvenes que representan el presente y futuro de Chile. Por lo mismo, queremos reconocer y felicitar a todos los participantes, especialmente a quienes llegaron a la final con proyectos tremendamente innovadores y con una mirada de negocios distinta, con un propósito claro. Junto con la Universidad del Desarrollo, aliado estratégico de nuestro Programa Pymes para Chile, estamos comprometidos a seguir impulsando esta iniciativa que representa un apoyo concreto para los estudiantes y recién egresados de educación superior, brindándoles herramientas metodológicas y financiamiento para el logro de sus proyectos”.

Daniel Contesse, vicerrector de Innovación y Desarrollo de la Universidad del Desarrollo, destacó que “es notable la participación de equipos emprendedores a lo largo de todo el país y luego de ver los resultados es especialmente interesante observar el nivel de incorporación tecnológica en proyectos de los equipos ganadores. En la UDD hemos siempre sostenido que el emprendimiento es una de las claves para el desarrollo futuro del país y por eso es que estamos orgullosos de contribuir en este caso al emprendimiento joven, repartido por todo Chile. Más allá de los ganadores, nos alegra haber podido brindar apoyo no solo a los proyectos sino también al fortalecimiento del espíritu emprendedor de los integrantes de los equipos. Es fascinante y da esperanza ver a estos jóvenes dejar volar su creatividad y usar sus talentos para crear valor a la sociedad. En la UDD trabajamos todos los días con ese propósito y este concurso con el Banco de Chile es una muestra más de nuestra motivación y compromiso con el país y especialmente los jóvenes”.