APROVISIONAMIENTO RESPONSABLE
14 de julio de 2021
Los vínculos responsables entre empresas y proveedores reducen riesgos sociales / 5° reportaje El Mercurio

Este miércoles 14 de julio apareció en el Cuerpo B Economía y Negocios del matutino nuestro reportaje llamado “Cadenas virtuosas que marcan la diferencia“, de nuestro especial “#Reactivaciónsostenible”.

En nuestra cuarta alianza editorial junto a El Mercurio llamada “Reactivación sostenible”, publicamos el quinto artículo, que se titula “Cadenas virtuosas que marcan la diferencia”.

En cada edición, que aparecerá cada quince días, trataremos temáticas referentes a la reactivación sostenible. Además se darán a conocer casos de empresas en materia de desarrollo sostenible.

Te invitamos a conocer la quinta publicación: REVISA EL TEXTO ORIGINAL ACÁ

Cadenas virtuosas que marcan la diferencia

 

Al inicio de la pandemia, uno de los quiebres más evidentes fue la interrupción de muchas cadenas de suministros en todo el planeta, acrecentando la incertidumbre en torno al Covid-19 y su real impacto. Pronto, esas cadenas se reordenaron demostrando su relevancia a la hora de mantener suministros médicos, alimentos y otras necesidades básicas al día, lo que evidenció aún más, la interdependencia entre grandes empresas, proveedores y el bienestar social.

La crisis que provocó la pandemia en los sistemas económicos globales, no sólo se evidenció por la paralización de las industrias productivas de todos los países y la pérdida de puestos de trabajo, sino que también, en un inicio, vimos amenazado el abastecimiento de procesos clave para el funcionamiento básico de las sociedades. Alimentación, vestimenta, medicamentos, productos de higiene y sanitización, y otros servicios fundamentales de nuestros esquemas sociales, pronto comenzaron a verse en jaque, acrecentado con ello, la incertidumbre generalizada que produjo el virus y su real impacto en nuestra cotidianeidad.

Es así, como las empresas que irrumpieron en esa incertidumbre con mensajes de tranquilidad hacia los clientes y muestras claras de adaptación en plena crisis, fueron las que mantenían desde hace tiempo, relaciones sólidas, transparentes y directas con sus cadenas de proveedores, permitiéndoles mantener en funcionamiento operaciones esenciales.

Quizás nunca había sido tan evidente la importancia del desarrollo de vínculos responsables entre empresas y toda su cadena de suministros, a través de un trabajo colaborativo, sostenido en el tiempo, que permitió reducir riesgos sociales, económicos, ambientales y reputacionales, a la vez que aseguró resultados beneficiosos para consumidores, empresas pequeñas, medianas, y la sociedad en general.

Demás está señalar que en el contexto actual en el que las empresas se desenvuelven, la sostenibilidad integrada en la estrategia resulta un “desde”. La crisis y el empoderamiento acelerado de los consumidores, ha elevado el interés en cómo las compañías gestionan sus estrategias de sostenibilidad en lo concreto, esperando y deseando más que nunca, que las empresas y sus actividades, den cuenta de un comportamiento coherente, comprometido y respetuoso con el planeta, la sociedad y los desafíos globales.

“El nuevo escenario social que nos dejó el Covid-19, cambió el rol de la empresa en el Siglo XXI. Después de ver cómo los países, sus economías, sus instituciones, se quebraron ante una amenaza global sin precedentes, la sociedad espera que el rol de las empresas, sea diseñar soluciones de negocios basadas en resolver los grandes desafíos que enfrenta la humanidad, mientras produce una economía sana que repercuta directamente en la estabilidad social, generando condiciones dignas para el desarrollo del mundo”.

 

Marcela Bravo, Gerenta General de ACCIÓN Empresas.

Y es en este escenario donde desarrollar modelos de gestión sostenible con proveedores, en al menos, tres frentes básicos, se hace imperioso.

CÓMO Y POR QUÉ CREAR CADENAS VIRTUOSAS

Las claras demandas sociales hacia las empresas en un contexto de urgente reactivación, solo son viables de resolver a través de una estrategia de sostenibilidad empresarial robusta, que se haga cargo de los riesgos directos e indirectos que los negocios pueden generar, y la estrecha relación entre empresas y proveedores, hoy pueden garantizar el éxito o el fracaso en ese intento.

Por ello, gestionar la cadena de proveedores con foco en el impacto medioambiental que puedan producir, enfatizando en reducir la huella de carbono, de agua y de residuos, asegura la coherencia de la estrategia ambiental de las grandes empresas y sus proveedores. Asimismo, dirigir y acotar, los impactos sociales en la cadena de abastecimiento con foco en los trabajadores y las comunidades, bajo los Principios Rectores de Derechos Humanos y Empresas, asegura el bienestar social y económico para los negocios. Por último, conducir relaciones entre empresas y proveedores, basadas en una cultura de integridad, con procesos y procedimientos regidos en la trasparencia y la probidad, permitirá asegurar encadenamientos empresariales éticos, que repercuten directamente en el clima social y económico.

A medida que las preocupaciones ambientales y sociales invaden cada vez más la estrategia y las operaciones empresariales, las compañías están obligadas a reconocer las nuevas formas de riesgo. Ya no pueden solo pensar en sus propias estrategias de producción, distribución y en las operaciones relacionadas con el desempeño de su sostenibilidad ambiental y social, sino que también deben saber qué ocurre en la cadena de sus proveedores y contratistas, ya que éstos reflejan directamente su compromiso real con la sostenibilidad global de los negocios, entendiendo que todas -grandes y pequeñas- son un ecosistema de negocios, que crea o quiebra valor social, ambiental y económico.

FORTALECER LA GESTIÓN DE PROVEEDORES

La gestión sostenible de proveedores o cadena de suministro, suele ser una de las materias con menor avance al interior de las empresas. Es por eso, que ACCIÓN la ha incorporado como una de sus 6 líneas temáticas principales de trabajo desde 2018. A través de una instancia de trabajo colaborativo, busca fortalecer la gestión de proveedores y la sostenibilidad empresarial en el país, potenciando la relevancia y aportes de las áreas de compras y de sus colaboradores en la estrategia de sostenibilidad de la empresa, mientras contribuye al desarrollo de las variables ASG y de Derechos Humanos y Empresas en Chile. ¿Quieres fortalecer la gestión de tu cadena de suministro? Ingresa a www.accionempresas.cl