SOSTENIBILIDAD
25 de noviembre de 2020
Publicamos el décimo artículo junto a El Mercurio sobre la importancia de los reportes de sostenibilidad

Este miércoles 25 de noviembre apareció en el Cuerpo B Economía y Negocios del matutino nuestro reportaje llamado “Reportar: El primer ejercicio de transparencia empresarial”

Hoy fue publicado el décimo y último artículo de nuestra tercera alianza editorial junto a EL Mercurio titulada “Empresas sostenibles – Agenda 2030”.

En cada edición, que se publicó cada quince días, tratamos temáticas referentes al cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Además se dieron a conocer casos de empresas socias de ACCIÓN en materia de desarrollo sostenible.

Te invitamos a conocer la décima y última publicación: REVISA EL TEXTO ORIGINAL AQUÍ

Reportar: El primer ejercicio de transparencia empresarial

 

Entregar anualmente información relacionada al desempeño ambiental, social y financiero de las compañías no sólo permite identificar los riesgos de sus principales impactos, sino que además reduce la vulnerabilidad de las empresas ante eventos adversos y aumenta la confianza de los distintos actores sociales.

En tiempos en los que enfrentamos una profunda crisis de confianza hacia todas las instituciones y autoridades, los ejercicios de transparencia cobran una vital importancia. En este complejo escenario mundial, el sector privado debe demostrar -con acciones concretas- el impacto que genera en sus entornos y la manera en que aporta a sus grupos de interés.

Una buena oportunidad para hacerlo, es a través de los reportes de sostenibilidad, los que permiten informar el desempeño en materia ambiental, social y de gobernanza (Criterios ASG), evaluar los esfuerzos realizados, sus resultados y por supuesto, pesquisar aquello que debe cambiar.

A pesar de que en Chile, reportar no es una exigencia para las empresas, en 2019 hubo 113 compañías que elaboraron estos documentos con el fin de transparentar su quehacer, pero además, últimamente se han ido sumado nuevas variables para hacerlo.

Año a año han ido aumentando los inversionistas que solicitan esta herramienta de divulgación para conocer, en detalle, la gestión de los riesgos y las oportunidades relacionadas con los criterios ASG de un negocio, y a su vez, hay una creciente demanda de los consumidores por adquirir productos que cumplan con estándares ambientales, sociales y éticos mínimos, en sus decisiones de compra.

“Para mejorar, es necesario medirse. Cuando las empresas traducen en números lo que hacen para generar un triple impacto y alinean sus actividades con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), las buenas prácticas no solo se transforman en acciones estratégicas, también se incrementa el retorno de los activos y disminuyen los riesgos. Esto quiere decir, que la empresa estará más preparada para enfrentar los desafíos futuros”.

 

Marcela Bravo, Gerenta General de ACCIÓN Empresas.

En esta misma línea, Peter Bakker, CEO del World Business Council for Sustainable Development (WBCSD), organización empresarial que ACCIÓN representa en Chile, aseguró que “las empresas deben seguir mejorando estas prácticas de publicación, en especial durante las crisis. Es necesario acelerar la adopción de normas y métricas compartidas y proveer más información sobre cuestiones que son fundamentales para la resiliencia de las empresas durante la pandemia como, por ejemplo, el bienestar, la diversidad, la inclusión y la protección de los trabajadores”, afirma.

Para el WBCSD, la alineación en el campo de los informes de sostenibilidad sigue siendo insuficiente. Para optimizar los requisitos y mejorar la calidad de la divulgación, deben apuntar a una “mayor colaboración entre los emisores de normas, las empresas que reportan, los usuarios de la información, los reguladores y los responsables de la formulación de políticas”, indica.

Los mecanismos más utilizados hoy por las compañías chilenas para medir la sostenibilidad es el estándar GRI (Global Reporting Initiative) y DJSI (Dow Jones Sustainability Index). Ambos, no solo proporcionan información útil para los grupos de interés, sino que, además, el proceso de recopilación fortalece los sistemas de información internos de la empresa, entregando claridad sobre el propósito y conectando el quehacer de todas las áreas de la organización.

“El entorno en el que se mueven hoy las empresas, es complejo, y desafía a sus gobiernos corporativos a involucrarse en la implementación de un sistema confiable de gestión de la sostenibilidad. Si las empresas comprenden la relevancia del ejercicio de reportabilidad para estos efectos, así como mantenerlo y utilizarlo como herramienta en todos los niveles de decisión, sin duda, será incorporado a su estrategia. Hemos visto un aumento significativo de empresas que reportan en los últimos 5 años”, explica Silvia Bravo, Jefa de Formación de ACCIÓN Empresas y quien además lidera el proyecto Sumando Valor.

Colaboración radical

Sumando Valor, es una plataforma digital inédita en el país, que surgió en 2016, un año después de que la Agenda 2030 se transformará en la hoja de ruta de sostenibilidad global. Forman parte de ella, ACCIÓN Empresas, la Confederación de Producción y del Comercio (CPC), la Sociedad de Fomento Fabril (SOFOFA) y Pacto Global. Su objetivo, es dar cuenta anualmente, de los aportes concretos de las empresas nacionales en la implementación de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.

El espacio está compuesto por una exhaustiva selección de prácticas empresariales que responden a una serie de criterios que aseguran que las iniciativas ahí contenidas, sean una concreta contribución al alcance de las metas definidas por algunos de los 17 ODS; que presentan un estado de avance en el proyecto descrito y, por supuesto, que sean acciones empresariales que sobrepasan las exigencias de la normativa vigente.

Revisa los casos acá: www.sumandovalor.cl