PERSONAS Y TRABAJO
24 de julio de 2020
Hoy el trabajo entre organizaciones sociales y empresas es clave para fortalecer las confianzas

En nuestro webinar “Relacionamiento Comunitario en tiempos de pandemia” abordamos la relación que han tenido las empresas con sus territorios durante la crisis sanitaria, centrándonos en el caso de nuestro socio Anglo American.

Uno de los grandes desafíos de las empresas, es el manejo de las relaciones de largo plazo y las necesidades de corto plazo con sus grupos de interés territoriales. Ese fue el tema que abordamos en nuestro webinar “Relacionamiento Comunitario en tiempos de pandemia”, sesión en la que nos acompañó Marcela Rodríguez, Jefa de Relaciones Comunitarias de Operación Los Bronces de Anglo American.

Rodríguez explicó que durante la pandemia han hecho un despliegue socioterritorial en áreas de influencia directa, intermedia e indirecta, y comenzaron un trabajo alineado con el plan minero sustentable, el que cuenta con tres ejes centrales: Líder corporativo confiable, que desarrolla confianza y mayor responsabilidad frente a las comunidades con las que trabajan; comunidades prósperas, construir entornos con mejor salud, educación y niveles de empleo; y medioambiente saludable, crear minas neutras en emisiones de carbono, que no usen agua fresca, etc.

El diálogo transversal también ha sido el motor en este relacionamiento, por ejemplo, han instalado condiciones, capacidades y habilidades en organizaciones sociales para trabajar colaborativamente y han establecido relaciones cercanas y transparentes, que facilitan y permiten la detección de temas prioritarios. “El punto ético termina siendo el valor principal, que nos da el pie para tener una relación más de largo plazo”, dijo Rodríguez.

“Nos fuimos a buscar aquellas zonas no necesariamente tenemos relacionamiento cercano, pero creemos que hay necesidades que trascienden a nuestras áreas de trabajo”.

 

Marcela Rodríguez, Jefa de Relaciones Comunitarias de Anglo American

Se refirió también a los planes de apoyo para la emergencia y reactivación. En esta línea, están brindando apoyo a centros de salud y a comunidades. “Nos fuimos a buscar aquellas zonas no necesariamente tenemos relacionamiento cercano, pero creemos que hay necesidades que trascienden a nuestras áreas de trabajo”, agregó.

Además, en este contexto, han puesto énfasis en el relacionamiento con los actores del territorio en el que operan. En los gobiernos locales, para conocer las prioridades de cada territorio; en los emprendedores locales para conocer prioridades, como obtención de insumos básicos; y con juntas de vecinos, para realizar un levantamiento de las necesidades. “No podemos dejar solos a dirigentes comunitarios. No solo hacen el catastro de vecinos, también entregan la ayuda que les llega. Hay que cuidarlos”, indicó.