PERSONAS Y TRABAJO
14 de enero de 2021
Termómetro de la Salud Mental ACHS-UC: Caen levemente las tasas asociadas a estos problemas

De acuerdo con la segunda versión del estudio de la Asociación Chilena de Seguridad y la Universidad Católica, el 44% de los desocupados presenta problemas de salud mental, cifra que duplica la prevalencia en quienes tienen un empleo.

DESCARGA EL ESTUDIO COMPLETO AQUÍ

La crisis desatada por el COVID-19 no sólo ha afectado económicamente a los chilenos, sino que también agregó un nuevo factor de preocupación en la ya delicada situación de bienestar de la población, como son los problemas relacionados a la salud mental.

En este contexto, la Asociación Chilena de Seguridad (ACHS) y el Centro UC de Encuestas y Estudios Longitudinales de la Universidad Católica, realizaron la segunda versión del “Termómetro de la Salud Mental en Chile ACHS-UC”, que indicó –entre sus múltiples conclusiones– que un 26,7% de los encuestados exhibieron síntomas asociados a una probable presencia o sospecha de este tipo de problemas, cifra 8 puntos porcentuales inferior a la arrojada por la primera versión del estudio realizada en julio, durante el punto más álgido de la crisis sanitaria, cuando gran parte del país estaba en cuarentena y estrictas medidas de confinamiento.

De acuerdo con la información entregada por los encuestados, las tasas de problemas de salud mental cayeron en casi todos los grupos respecto de la medición de julio de 2020, destacando que las personas que declaran su estado civil como separado presentan cerca de 17 puntos adicionales de prevalencia de problemas de salud mental que las personas casadas/convivientes.

La prevalencia de síntomas asociados a sospecha o presencia de problemas de salud mental, fue 44,3% entre los desocupados, cifra que duplica el 22,7% de prevalencia entre los ocupados. Un 34,2% de las personas que no trabajan, que son inactivas, presentó síntomas asociados a problemas de salud mental.

“El tema de salud mental es un desafío país creciente y los problemas asociados pueden impactar sustancialmente tanto en la calidad de vida como en la productividad y competitividad de Chile. Por lo mismo, como organización nos propusimos la tarea de conocer la realidad de la salud mental de los chilenos, incluyendo aristas no laborales, siendo esta encuesta un ejemplo concreto de ello, donde su segunda versión nos permite contar con una comprensión más acabada, basada en la evidencia”.

 

Gabriel Fernández, gerente de Asuntos Corporativos de la ACHS.

En cuanto al estado anímico de los encuestados, un 41,9% de las personas entre 21 y 68 años evalúan que su estado de ánimo actual es peor o mucho peor en comparación con la situación anterior a la pandemia del coronavirus, siendo esta cifra casi 8 puntos porcentuales inferior a la registrada en julio de 2020.

La prevalencia de problemas de salud mental, cae en todas las regiones de Chile, siendo la Región Metropolitana la que presenta la mayor disminución (desde 39,6% a 28,4%, 11,2 puntos porcentuales). Con esta caída, la RM es desplazada por la zona norte que cae sólo 1,7 puntos desde 32,3% a 30,6%, transformándose esta última en la de mayor prevalencia del país. La zona Sur, cae desde 29,1% a 21,6% y al igual que en julio de 2020, sigue siendo la de menor prevalencia.

El trabajo, un factor “de alivio”

Los problemas de salud mental son superiores (casi 23 puntos) en aquellos hogares que reportan una caída en sus ingresos respecto del año anterior. Se aprecia que la prevalencia de problemas de salud mental es 54,7% entre quienes tienen una situación de deuda complicada en el hogar, cifra similar a la observada en junio y más de 4 veces superior a la de quienes no tienen problemas de deuda.

Los resultados de la encuesta arrojaron que el 37,9% está con algún grado de depresión, y que las mujeres tienen 19 puntos adicionales de prevalencia de síntomas depresivos que los hombres. La menor prevalencia se encuentra en el grupo de mayor edad (de 55 a 68 años). Además, la presencia de síntomas depresivos es mayor en el grupo de los que no trabajaron en el mes de noviembre de 2020, es decir, inactivos y especialmente, desocupados.

Detalles del estudio

David Bravo, Director del Centro UC de Encuestas y Estudios Longitudinales de la Universidad Católica; Gabriel Fernández, Gerente de Asuntos Corporativos de la Asociación Chilena de Seguridad (ACHS); Antonia Errázuriz, profesora del departamento de Psiquiatría de la Universidad Católica, y Daniela Campos, Jefa de Riesgos Psicosociales de la ACHS, dieron a conocer los resultados de la investigación, que se hizo mediante entrevistas telefónicas a una muestra representativa de aproximadamente 1.400 personas -entre 21 y 68 años- durante la última semana de noviembre y la primera de diciembre de 2020