SOSTENIBILIDAD
25 de mayo de 2021
Un propósito empresarial bien comunicado, se sustenta en un relato y guía el actuar de todos los colaboradores

“Cómo comunicar y medir el propósito internamente”, fue la temática de la segunda sesión, del segundo Ciclo de Conversaciones Movilizadoras, instancia en la que participaron Torres, Gerenta de Efectividad Organizacional de Anglo American; Paola Alvano, Gerenta de Asuntos Corporativos y Sostenibilidad de Banco Bci; Josefa Cortés, Fundadora Palpa; y Felipe Thomas Feliu, Socio – Gerente General Engage.

MIRA ESTE WEBINAR COMPLETO SOBRE PROPÓSITO EMPRESARIAL

REVISA LA PRESENTACIÓN DE BCI, ENGAGE Y PALPA

REVIVE LA PRIMERA SESIÓN DE CONVERSACIONES MOVILIZADORAS SOBRE PROPÓSITO EMPRESARIAL 

“El principal rasgo que nos entrega la comunicación del propósito al interior de la organización, es generar conciencia e identificación entre los colaboradores, lo que permite identificación, sentido de pertinencia, y por ende, se trasforma en un acelerador de procesos de profunda transformación cultural al interior de las empresas”, aseguró Marcela Bravo, gerenta general de ACCIÓN Empresas, quien fue moderadora de la segunda sesión del segundo Ciclo de Conversaciones Movilizadoras, cuya temática principal fue “Cómo comunicar y medir el propósito empresarial internamente”.

En la instancia participaron Gabriela Torres, Gerenta de Efectividad Organizacional de Anglo American; Paola Alvano, Gerenta de Asuntos Corporativos y Sostenibilidad de Banco Bci; Josefa Cortés, Fundadora Palpa; y Felipe Thomas Feliu, Socio – Gerente General Engage, quienes entregaron su visión sobre el propósito empresarial y cómo lo han instalado en sus compañías.

Para comenzar, Thomas Feliu explicó que el propósito empresarial es el principio rector de las organizaciones, “se vive todos los días, en cada decisión y cada momento”, afirmó. Junto a esto mencionó que se debe estructurar un plan comunicacional para darlo a conocer: luego de definirlo, es esencial darle importancia al relato interno para salir a comunicarlo y que exista una toma de conciencia, principalmente de los líderes de la organización, sobre el rol social. “Hoy es imperdonable que una empresa no entienda que tiene un rol social“, dijo.

Josefa Cortés, por su parte, dio a conocer el trabajo que ha realizado con Palpa, una esponja de ducha, que permite practicar la técnica del autoexamen de mama. “Lo único que nos mueve es poder llevar esto a la mayor cantidad de lugares posible“, expresó. También precisó que Palpa no sólo es un dispositivo tecnológico, también apunta a un cambio cultural en la mujer, “de dejar de mirar el cáncer de mamá como algo de miedo, de muerte. Es una oportunidad que tenemos de autocuidarnos y de autoconocernos y poder detectarlo a tiempo a través de este mecanismo”.

Paola Alvano, en tanto, se refirió a que es necesario entender que el propósito es parte de un marco cultural, que no reemplaza a la estrategia de negocio o a los valores (el qué hacemos, para dónde vamos, cómo lo vamos a lograr), sino que los moviliza y que, además, guía el actuar y las conductas de las personas. “Nada se puede hacer solo, pensar que el propósito lo va a escribir el gerente general con sus gerentes, es algo que hoy día es impensable. Nosotros co-construímos el propósito. Se hicieron más de 81 entrevistas transversales, focus group con distintos segmentos, se conversó con los 7 niveles jerárquicos de la organización”, indicó.

Por último, Gabriela Torres, puso énfasis en la importancia de Anglo American de re-imaginar la minería para mejorar la vida las personas. “Si bien nuestro propósito es nuestra estrella, no podemos hacerlo sin tener una base sólida, que son nuestros valores, que son el núcleo de la forma en que trabajamos: la dignidad, la preocupación y el respeto, la integridad, la responsabilidad, la colaboración y la innovación”, aclaró.